Archivo de la categoría: Entrevistas

“Esta fiesta funciona porque se involucra mucho el pueblo”

Cristina Bret, en el barrio de La MuelaCristina Bret es responsable del área de Comercio de la Asociación Profesional de Empresarios y Comerciantes de Caspe y su Comarca. La organización ha impulsado una propuesta para que este sector forme parte activa de la celebración del Compromiso de Caspe, y hemos hablado con ella para que nos lo cuente.

–¿Qué papel juegan empresarios y comerciantes en la celebración?

–Intentamos involucrar al comercio y combinamos hostelería y comercio, que tienen que ir de la mano. Ir de compras, que no hacer la compra, es un acto de ocio. Y ahí entra la hostelería. Preparamos una campaña en la que los comerciantes regalan boletos con las compras en las que te puede tocar “tapa y trago”. Y los bares que se quieren adherir a la campaña preparan una tapa con un trago. Al que le toca, lo canjea.

–¿Se suman los hosteleros?

–Mucho. Y cada vez más. Empezamos doce o trece y ahora están 21. Y los bares nuevos que abren entran en la ruta de las tapas.

–¿Cómo se les ocurrió? Es original.

–Discurriendo. Yo entré en la asociación a llevar este tema en 2006, el primer año en que lo hicimos. Y creía lo que he dicho antes, que estos dos sectores tenían que ir de la mano. Pensamos cómo podían relacionarse y que se viera que el comercio también se suma al tema. Sale muy bien por las dos partes, porque el público también se involucra. Te sientes satisfecho al ver que funciona.

–Además, la tapa y trago, sin boleto, cuesta dos euros, que está muy bien.

–Sí. Y venía costando 1,5. Pero este año pensamos que había que revisarlo, porque estaba así desde 2006. Y la verdad es que hay bares que lo trabajan mucho y hacen tapas muy elaboradas. Dos euros está bastante bien.

–¿Cuántos asociados son?

–Alrededor de 300.

–¿Es una asociación muy activa?

–Lo intentamos. Lo que más actividad tiene es el comercio, porque estamos sin parar de trabajar con escaparates, con programas de calidad, porque hoy en día toda la información y la formación que lleguen son pocas. Se mueve mucho. Y si un asociado, o los nuevos emprendedores que vienen, tienen algún problema se les asesora, se hacen planes de viabilidad y atendemos cualquier duda que puedan tener.

–¿Este tipo de celebraciones son buenas para impulsar la economía?

–Yo creo que sí. Y además esta fiesta funciona porque se involucra mucho el pueblo, que es el que sale a la calle. Creo que es un buen motor.

 

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Entrevistas, Imágenes, Protagonistas

“Las farsas son más de los caspolinos que mías”

Miguel Ángel Ortiz, en el barrio de La MuelaMiguel Ángel Ortiz Albero es el autor de las farsas que se representan en cinco barrios de Caspe. Es el primer año que puede, por fin, asistir a la celebración del Compromiso y ver su
trabajo representado. Hemos charlado con él para que nos cuente cómo lo hace.

–Lleva a muchos vecinos de Caspe a maltraer con sus textos.

–Sí. Al principio Marian Pueo me preguntaba si tenía en cuenta que eso lo tenía que decir gente normal. Hay cosas complicadas. Yo, sobre todo, soy poeta, y soy complicadito por naturaleza. Pero con los años las farsas se han ido aclarando, haciéndose más sencillas.

–Las farsas se adaptan a la realidad de cada barrio y están bien documentadas.

–Sí. Los vecinos conforman sus grupos para hablar de las cosas de su barrio. Y Marian me pasa toda la documentación sobre la historia de Caspe y cuestiones medievales. Información general y específica. Y de cada barrio me mandan cuestiones muy puntuales. Todo lo recogemos para que aparezca.

–¿Y cómo es el proceso creativo?

–Normalmente, en función de la gente que la va a hacer. Marian me pasa un listado de gente en el que me dice el número de actores y sus características. Y con eso ya trabajamos específicamente. Están hechas a la medida.

–¿Supone más trabajo hilvanar todo de esta manera?

–Ya estoy acostumbrado. Llevo cinco años escribiéndolas y habremos hecho de doce a catorce. Coges carrerilla, porque ya no es necesario leerte toda la documentación. Es más sencillo.

–Los caspolinos se apasionan con sus farsas y se las toman muy en serio.

–Es que realmente son suyas. Las gestan ellos, las ideas son suyas. Yo soy un adaptador de lo que quieren hacer. Y el proceso de ensayos con Marian es muy real, muy de la calle. Es normal que las vivan mucho y lo pasen muy bien. Es que las farsas son más suyas que mías.

Deja un comentario

Archivado bajo Entrevistas, Imágenes, Protagonistas

“El pueblo de Caspe cada vez se involucra más”

Loli Esteban, en el barrio de La MuelaHemos hablado con Loli Esteban, presidenta de la Asociación de la Mujer Caspolina, organización que se ha encargado del concurso de Cocina Sefardí celebrado en el barrio de la Muela. Es ya la quinta edición de este sabroso concurso.

 

–Nos han dicho que la Asociación de la Mujer Caspolina es muy activa.

–Sí, mucho. Durante todo el año, de enero a diciembre, hacemos actividades todos los meses. Desde participar en la cabalgata de Reyes hasta celebrar Santa Águeda o el Día de la Mujer. Además, en los locales de la asociación hay talleres diversos, de bolillos, de labores diversas…

–Y teatro.

–Sí. La asociación se fundó hace 28 años y desde entonces hace teatro. Las fundadoras pretendían salir del mundo rural, pretendían que la mujer no estuviera siempre en casa. Se metió en temas poco debatidos entonces, como la píldora o el aborto. No es una asociación sólo para hacer talleres; es reivindicativa. Las fundadoras eran aficionadas al teatro y lo empezaron.

–¿Qué papel juegan en la conmemoración del Compromiso?

–Organizamos el concurso de Cocina Sefardí. Todas las mujeres del barrio en que se hace, La Muela, son socias. Y lo propusieron. Me pareció algo bueno. En la asociación somos 542 mujeres. Y estamos en todos los sitios.

–Los platos presentados estaban muy trabajados.

–Sí, la verdad. El primer año lo montaron Teatro Che y Moche y el segundo año invitaron a la asociación, que después se ha encargado de organizarlo. Ha habido platos muy trabajados. El jurado hoy lo ha tenido muy difícil.

–Esta iniciativa, la conmemoración del Compromiso, ¿está logrando ser un motor para la zona?

–Yo creo que sí. Cada año, el pueblo se involucra más. Esperamos que en 2013 no haya un bajón, porque nuestro primer objetivo fue 2012. Es un puntal de turismo. Viene mucha gente de fuera.

–¿Hay un perfil de mujer caspolina?

–Creo que no hay uno concreto. Hay mujeres de toda edad y condición. Pero en general es valiente, trabajadora, luchadora y con ganas de hacer cosas.

Deja un comentario

Archivado bajo Asociaciones, Entrevistas, Protagonistas

“Ésta es una de las fiestas con un mayor valor de autenticidad”

Joaquín MurilloJoaquín Murillo es director de Teatro Che y Moche y responsable de la puesta en escena de la recreación del Compromiso de Caspe, que tendrá lugar mañana por la noche. Hemos hablado con él sobre esta conmemoración.

–La celebración del Compromiso de Caspe como ahora está planteada se diseñó hace seis años ¿cómo fue?

–Fue por la incorporación de la Compañía de Teatro Che y Moche, de toda la gente creativa. La dirección artística de Marian Pueo, los textos de Miguel Ángel Oritz, el trabajo de toda la gente de producción… Eso marcó el nuevo camino, lo que es la fiesta hoy en día.

–¿Y cómo fue ese cambio?

–Lo que menos cambió fue la recreación del Compromiso. Lo que cambió fue la extensión de la fiesta a toda la ciudad. La incorporación de los barrios de una manera activa; no eran los receptores de algo, sino los ejecutores de la actividad. Engalanar la ciudad, participar desde el primer día desde los diferentes barrios, que se identifica con cada uno de los reinos que se juntaron en Caspe, realizar el pregón… Y, lo que es para mí más importante, la representación de las farsas que dirige Marian Pueo y que escribe Miguel Ángel Ortiz. Sin verlas es muy difícil explicarlas. No es sólo una representación de quince minutos con gente aficionada. Eso se hace en muchos sitios.

–¿Qué las hace diferentes?

–Es difícil explicarlo. Tiene que ver con humanizar, materializar físicamente, la vida de un pequeño barrio, de una pequeña ciudad. Y hay una catarsis con esos barrios, desde el proceso de creación. Desde que se investiga lo que ocurría en un pequeño barrio en el año mil cuatrocientos y pico. El vecino del barrio a veces no conoce esa historia y se le redescubre su barrio. Y luego va a interpretar esa historia, por lo que eligen mucho el tema. Y ese tema se documenta y se investiga y luego se fantasea con él. Con las recreaciones históricas a veces nos volvemos fundamentalistas. El rigor histórico me parece muy bien. Pero estamos celebrando. Y eso quiere decir que la parte lúdica también es muy importante. Y la gente tiene que pasarlo bien con el arte y la cultura. Hay que llenar de contenido ese equilibrio entre cultura y entretenimiento. Yo he visto mucho teatro aficionado y el tema de los barrios en Caspe me fascina.

–¿Por qué?

–Porque lo que yo he visto en los barrios de Caspe no lo he visto en ningún sitio. No he visto nada tan tremendamente imbricado con el tiempo, el lugar y el espacio como lo he visto en Caspe. Parece que lo llevan haciendo toda la vida. Dentro de la imperfección que pueda tener el teatro aficionado o amateur, esto es perfecto. En su concepción, en su realización… Y no desde lo que nosotros hayamos podido potenciar o fomentar, sino desde lo que hacen los vecinos de estos barrios.

–¿Y el acto de la recreación del Compromiso?

–Es más formal. El hecho histórico es trascendental, por lo que supuso para España y, en cierta medida, incluso para concebir Europa como se concibe hoy en día. Me sorprende que en las propuestas de subsedes de la candidatura de Zaragoza 2016 no hubiera ninguna relacionada con el Compromiso de Caspe. Sobre todo porque se hace referencia a conceptos europeístas. Y no hay nada más europeísta que lo que hizo Caspe en aquel momento, en una época en la que todo se resolvía con guerras. Debería ser un espejo en el que nos mirásemos todos y del que podemos presumir. Yo, como aragonés, lo hago. Y desde lo teatral, una de las peculiaridades más potentes es el espacio escénico donde se hace la recreación, con la Colegiata de fondo, esa plaza, esa escalinata y esos jardines. Imprime una personalidad muy concreta. Y te marca mucho. Tienes que tener a la gente muy concentrada. Y hacer esa puesta en escena resulta complejo. Y en la formación teatral me nutro de gente que tiene afición y que hace cosas de teatro en la ciudad. Y se nota.

–Y no son profesionales, lo que es un valor añadido.

–Sí. Es que tienen capacidad. Más allá del Compromiso. Cuando el teatro simplemente es una anécdota de una vez al año pesa mucho y, a veces, se convierte en el suplicio de la fiesta. Y eso en Caspe no ocurre.

–¿En estos años los actores aficionados han evolucionado?

–Sí. Y sobre todo he visto aparecer generaciones nuevas. Si hay tradición en la localidad hay una referencia para esas generaciones, que han visto a quienes llevan años haciéndolo. Son valores con los que contamos. Estamos trabajando mejor, la calidad actoral mejora, la capacitación de las nuevas generaciones es de alto nivel. Y ahora se necesitan nuevos horizontes.

–¿Qué horizontes? El más inmediato es el del 2012, el 600 aniversario del Compromiso.

–Sí. Y tendríamos que empezar a trabajar ya. Para poder llevar a cabo cambios a mejor y que sean realmente seductores tenemos que empezar a trabajar muy pronto. De hecho, en ello estamos.

–¿Tiene esta fiesta la trascendencia que merece?

–La va teniendo. Ha sido más de golpe. Al diseñar un nuevo modelo de celebración adquirió mucha relevancia y se le dio mucho empuje desde el Gobierno de Aragón, el Ayuntamiento de Caspe y el equipo de gente que estamos trabajando. Pero tendríamos que corresponsabilizarnos todos mucho más para que trascendiera el mensaje, que se puede materializar como algo absolutamente contemporáneo partiendo de aquella idea de consenso de 1412. Y tendría que ser extensible al resto de Europa. El concepto es claro, revolucionario, humanista… Andamos sobrados de contenido. Un contenido del que podríamos presumir, exportar y promocionar. Y el trato es desigual respecto a otras fiestas. Hasta que no tenga más trascendencia yo no me sentiré satisfecho.

–¿Por qué es una buena idea viajar a Caspe para conocer esta celebración?

–Porque conocer cosas de verdad, auténticas y que pasan con la fuerza vital tan grande como las que aquí se pueden vivir hay que verlas. Aquí todo lo que ocurre es de verdad. Lo que aquí sucede va más allá de la recreación. Es una de las fiestas con un valor de autenticidad mayor de las que yo he vivido.

Deja un comentario

Archivado bajo Entrevistas, Protagonistas

“El 600 aniversario tiene que ser un nuevo clímax”

 

El pregonero del Compromiso 2011

Quisimos darle a Ismael Crespo, director de Bailío Teatro y orgulloso pregonero de la celebración del Compromiso de Caspe 2011, un poco de su propia medicina. La que reza en el lema de los jóvenes de sus talleres de teatro: “Todo lo que te hagamos es por exigencias del guión”. Así que lo metimos entre rejas para hacerle una foto divertida. Se dejó, porque él también es divertido. Así que ahora lo sacamos de ahí porque tiene muchas cosas que contarnos.

–¿Cómo os sentís, los integrantes de Bailío Teatro, tras ser designados pregoneros del Compromiso?

–Nos sentimos orgullosos. Nosotros estuvimos en el inicio de lo que ha acabado por convertirse en una fiesta de tres días. Desde Interpeñas pusimos en marcha lo que era una representación de 45 minutos. Y ahora somos pregoneros de una fiesta que ayudamos a crear.

–¿Cómo se puso en marcha?

–A partir de una obra de teatro que me pasó un profesor del colegio donde trabajo. Era un libreto creado a raíz de una conferencia escenificada de Alfonso Zapater que había hecho con un grupo de teatro que tenía su mujer. El Centro de Iniciativas y Turismo le publicó el libreto que acabó cayendo en mis manos. Estábamos pensando en interpretarlo a nivel local cuando la concejala Prado Murillo nos preguntó si no seríamos capaces de preparar algo para el Compromiso. Ahí lo teníamos. Eso
fue en 1998.

–El montaje se convirtió en lo que es hoy hace unos siete años.

–Sí. Yo mantuve la dirección unos cinco años. Fuimos ampliando la representación, que cada vez duraba más porque había más gente y más papeles. Intentábamos involucrar a la gente de Caspe. La representación teatral duraba ya hora y media y eso caía sobre las espaldas de un director y un ayudante, además de que había ya 70 personas en escena. Yo ya no podía abarcar la coordinación de todo.

–Así se fue evolucionando.

–Sí. Dejé la dirección. Entró Guillermo Castelló, el Mago Zapata, que le dio su toque. Se ha ido enriqueciendo. Cada uno hemos añadido cosas. Ahora hay otra dinámica completamente distinta. Todo está integrado. La labor de Che y Moche ha sido la de hilvanar para que haya un hilo conductor todo el fin de semana. Que no haya un acto que resalte sobre los demás y que haya un conjunto armónico.

–Háblenos de Bailío Teatro.

–El grupo no es cerrado ni trabaja de forma sistemática. Es un tanto anárquico.

–¿Cuánto lleva en marcha?

–Yo empecé en 1982. El grupo se forma con gente que llega y está un tiempo, pero el tiempo que está es para trabajar.

–Una compañía estable de actores inestables, vaya.

–Es una definición perfecta. Cuando decidimos hacer un montaje, la gente que acude tiene que estar dispuesta a mantenerse en la obra durante un año o año y medio desde que esté montada. Es el compromiso que adquirimos. Y al ser aficionados y no cobrar por esto, si tienes otra obligación ineludible pues no se actúa. O se intenta combinar.

–¿Por dónde irá el pregón?

–Si hablamos de teatro, cada escena tiene un clímax y hay un clímax general de la obra. En el Compromiso, cada año ha tenido un clímax, con la aparición de sucesivas novedades. Creo que el clímax general será el año que viene, con la celebración del 600 aniversario. Pero el Compromiso no es una obra de teatro y no tiene que haber un final. Ese aniversario tiene que ser un nuevo clímax. El 2013 debe tomarse con sosiego y tranquilidad para que generaciones futuras sigan disfrutando y enriqueciendo la celebración. Es lo que querría trasladar en el pregón.

–¿Nervios ante este papel?

–Aunque ya fuimos pregoneros y sabemos qué es, en este caso es más personal, más interior.

El pregonero del Compromiso 2011

Deja un comentario

Archivado bajo Entrevistas, Imágenes, Protagonistas

“Los actores de las farsas pisan ya más fuerte en escena”

Marian Pueo, de Che y Moche, es la directora artística de las farsasMarian Pueo, directora de Producciones Che y Moche, se encarga, entre otras cosas, de poner en escena las cinco farsas que se representan cada año en cinco barrios de Caspe, los de El Pueyo, La Fireta, San Roque,  la Calle Baja y la plaza de la Soberanía Nacional.

–¿Cómo describiría esta celebración a quienes no la conocen?

–Es una fiesta con todos los componentes: el histórico, el cultural, el político, el social, el turístico y, por supuesto, el lúdico. Me parece que recoge muchas cosas y que permite elegir entre cualquiera de esas propuestas. Es en la calle y colabora la gente de Caspe. Es una fiesta hecha por el pueblo y para el pueblo. Y hay que agradecer que siempre han estado abiertos al asesoramiento, el apoyo, la dirección artística por parte de Che y Moche.

–Che y Moche se encarga de coordinar la celebración desde hace unos años.

–Sí. Coordinamos la fiesta junto con Cristina Cebrián, la técnico de Cultura. Se hace la
programación y la dirección teatral y técnica de la fiesta. Yo llevo en esto seis años.

–¿Y cómo ha evolucionado?

–Cuando a Teatro Che y Moche le encargan que la fiesta se renueve y se descentralice es cuando
propusimos el tema de las farsas y de hacer los corralillos en los barrios. Que la gente se tuviera que mover por todo Caspe para verlo. Fue una idea de la concejala Prado Murillo y se consiguió que la gente fuera de barrio en barrio.

–¿Fue fácil que la gente se apuntara a la recreación y a las farsas?

–No fue complicado. Era una idea nueva y en Caspe hay mucha gente aficionada al teatro. Había gente que había hecho teatro en el grupo de la Asociación de Mujeres Caspolinas y en
Bailío Teatro. Y se acercó gente nueva.

–¿Cómo son estas farsas?

–Al principio se partió de la ubicación de los barrios, de la temática, de la relación con el siglo
XV… Luego vimos que había grupos con diferentes integrantes y no era cosa de decirle a nadie que se quedara fuera. Empezamos a hacerlas un poco a la medida, es decir, adecuándolas al número de personas que querían tomar parte.

–¿Toma parte en la elaboración de los textos de Miguel Ángel Ortiz Alberto?

–Sí. Suelo hacer la documentación, la paso al autor, le doy alguna idea que llevo sobre lo que se
podría hacer cada vez. Juegas con la ficción y con el humor.

–La gente ha crecido con las farsas ¿cómo han evolucionado?

–Pisan ya más fuerte en escena. Ya no tienen aquel miedo escénico a quedarse en blanco o a pensar qué les iban a decir los vecinos. El sentido del ridículo ha desaparecido. Y no es sólo que quienes participan en las farsas tienen mucha fe y meten muchas horas de trabajo, es que el público los respeta mucho y los acoge de forma muy calurosa.

–¿El caspolino se involucra?

–Yo creo que sí. Y además nosotros intentamos tener sus opiniones en cuenta a la hora de programar.

–¿Cabe pensar en alguna propuesta especial para el 600 aniversario?

–Igual que hace seis años se tomó una decisión de cambiar, podría hacerse en 2012. No es que piense que una conmemoración tenga que ser el triple de lo que ya se ha hecho, pero puede ser momento de volver a cambiar, seguir creciendo y plantear nuevas ideas. Dar un giro. Hay que ir creciendo.

–¿Cree que este tipo de iniciativas podría ser un buen motor económico?

–Podría serlo y debería serlo. Ahora se enfocan muchas cosas hacia el turismo. Pero más que nada es conocer tu propia historia. Que venga gente de los alrededores y del resto de Aragón ya es importante. La gente de Caspe ya ha invertido en los barrios, en pequeñas infraestructuras. La fiesta es participativa, pero el tamaño la hace muy atractiva, porque se celebra en la calle. Las fiestas desbordadas por un exceso de turismo dejan de ser lo que eran. Y eso a veces también es un
problema.

Deja un comentario

Archivado bajo Actuaciones, Ensayos, Entrevistas, Imágenes

“Los caspolinos se toman esta recreación muy en serio”

Elise Ventura, delegada de Cultura de Caspe

Elise Ventura es la nueva delegada del área de Cultura del Ayuntamiento de Caspe. Acaba de llegar y está tomando contacto con su nueva responsabilidad, pero ha querido hablarnos de la celebración del 599 aniversario del Compromiso de Caspe.

–Es nueva en el área de Cultura del Ayuntamiento, pero lleva quince años viviendo
en Caspe y conoce bien esta celebración ¿cómo afronta el reto?

–Haciendo muchas preguntas. Me gustaría saberlo todo en poco tiempo, pero eso no puede ser.
Afortunadamente, tengo mucha gente alrededor que me explica las cosas y que es la que ha hecho todo el trabajo.

–¿Cómo público, ha preferido participar o ver los espectáculos?

–He sido más bien espectadora. Y es algo especial. Parece que estemos transportados a otra época.
Está todo muy bien caracterizado. Verlo es precioso y te das cuenta de que el trabajo que hace todo el mundo es admirable.

–¿Qué supone para Caspe y la comarca un acontecimiento como éste?

­–Es un evento muy importante, porque es una celebración pero, sobre todo, es una conmemoración por un hecho histórico clave en la que los caspolinos se vuelcan. De hecho, nos acercamos al 600 aniversario de ese Compromiso y la gente ya está expectante. Y quienes vienen de fuera la acogen muy bien.

–¿Tiene tirón y, sobre todo, potencial turístico?

–Yo creo que sí. No es un mercado medieval simplemente en el que puedes comprar artesanía. Lo hay y no le quito el valor que tiene. Pero es mucho más que eso y creo que tiene tirón.

–¿Qué destacaría de la fiesta?

–La recreación en sí del Compromiso, que está muy bien hecha. Y la ambientación, que tiene mucho valor.

–¿Cómo ve el papel de los caspolinos?

–Se involucran muchísimo. Muchos toman parte en las farsas o son arqueros o artesanos en el mercado. Los empresarios engalanan su negocio, hay una ruta de tapas y tragos… Cada uno
aporta sus cosas a su manera.

–El año próximo es el 600 aniversario del Compromiso. ¿Habrá algo especial?

–Hay algunas actividades ya programadas, otras están en estudio, pero no hay nada definitivo. Será un año destacable y habrá que trabajar al máximo para que salga tan bien como estos años o mejor. Ya trabajan muy bien. La gente no tiene que ponerse nerviosa por la fecha. Es muy importante, pero ya lo hacen muy bien.

–¿Cómo animaría a la gente a acercarse a Caspe el último fin de semana de junio?

–Diría que merece la pena venir. Que hay otras fiestas medievales, pero que esta se apoya en un hecho de gran trascendencia. Los visitantes no se sentirán defraudados. La celebración se toma muy en serio y no es una mera ambientación. Hay actos para todos los gustos y para todas las edades durante todo el día y por la noche.

Deja un comentario

Archivado bajo Entrevistas, Imágenes, Protagonistas

“LOS VISITANTES TENDRÁN UN RECUERDO IMBORRABLE”

Álvaro Clavero, en la oficina de turismoHemos hablado con Álvaro Clavero, que es responsable de la Oficina de Turismo de Caspe, para que nos cuente qué supone la celebración del Compromiso de Caspe tanto para la ciudad como para la comarca. Esto es lo que nos ha contado:

Desde el punto de vista del turismo ¿qué supone esta celebración para Caspe?

Es uno de los momentos del año en que mayor afluencia de visitantes hay. Siempre que se organiza una actividad que incluya propuestas lúdicas, culturales, deportivas o similares aumenta exponencialmente el flujo de visitantes interesados por los actos, la organización y la participación. Y yo creo que éste es uno de los pilares que más turismo puede mover en esta zona.

¿Han notado crecimiento a lo largo de los años?

Al ser declarada fiesta de interés turístico regional ha tenido más difusión y eso ha hecho que también creciera el número de visitantes. Pero en estos tiempos sólo mantener la cifra de visitantes es un éxito. Si además crece…

¿El municipio se vuelca con la fiesta?

Yo creo que sí. Y lo más importante, que debería servir de ejemplo, es que hay colaboración de la administración y de particulares, asociaciones, peñas, agrupaciones de vecinos, pequeños empresarios que participan con su negocio… Hay colaboración por todas las partes.

¿Cómo resumiría la propuesta turística de esta zona?

El visitante puede encontrar negocios que ofrecen buenos servicios, un patrimonio monumental de primer orden, teniendo en cuenta el tamaño de la población, que es de unos 10.000 habitantes, y que está muy bien conservado. Y el entorno da para mucho, para organizar actividades deportivas y
turismo de aventura y, sobre todo, lo que tiene relación con el agua, el turismo azul. Navegación, pesca, cualquier actividad relacionada con ela gua.

Es el tirón del Mar de Caspe…

Sí, para los pescadores y para los que practican deportes náuticos. Y el potencial es muy grande. La superficie de agua, si estuviera en línea recta, abarcaría 110 kilómetros y las orillas, de media, tienen 600 metros y a veces superan el kilómetro. Da para muchas actividades, no sólo acuáticas, sino también complementarias, como el senderismo o la observación ornitológica. Y hay otros acontecimientos, como la peregrinación del 1 de mayo, que mueven muchísima gente.

¿Qué tal la oferta de alojamientos?

Es muy variada. Tenemos todos o casi todos los alojamientos que se pueden catalogar como turísticos: hoteles, hostales, pensiones, una residencia, dos casas rurales, camping, alquiler de apartamentos… La oferta es bastante buena y amplia. Los dos alojamientos rurales están fuera del casco urbano y suponen un enfoque diferente y una ampliación de la oferta por lo que se refiere a la variedad.

Este tipo de celebraciones, como la del Compromiso de Caspe ¿marcan el camino a seguir?

Son un buen motor. Y lo importante es que este tipo de actos tenga una estabilidad en el calendario. Este fiesta implica tres días de afluencia de turistas, pero si se afianzan y vuelven cada año y van conociendo otras actividades, y si además se crea un calendario de eventos más o menos continuo, sobre todo de primavera a principios de otoño, tienes garantizada una afluencia más o menos regular de visitantes. Y ellos van a propiciar algún tipo de consumo, al alojarse, al comprar en las tiendas de la zona… Cuanta más gente, más mercado potencial para los comerciantes, se dediquen o no específicamente al turismo.

¿Cómo invitaría a la gente a acudir a la fiesta del Compromiso?

Les diría que no se arrepentirán, que vivirán una experiencia única. Que no se trata sólo de la fidelidad histórica que se encontrarán, sino también de la variedad de actos que hay y del ambiente, que es distendido, entrañable e inolvidable. Tanto por la unidad total como por la fiesta. Creo que les dejará un recuerdo imborrable.

¿La gente repite?

Sí. Y lo que es muy importante es que todo el mundo puede participar activamente, sea o no de Caspe. Puede caracterizarse como un personaje medieval más. Y las farsas y espectáculos involucran al espectador, algo que es un valor añadido. Porque se puede participar directamente en muchas cosas. Además, se pueden hacer visitas turísticas que estaremos encantados de ofrecer.

Pues para quienes estén interesados, díganos dónde está la oficina.

La Oficina de Turismo está enfrente de la plaza de España, cruzando los arcos del Toril, en la intersección de la calle Zaragoza y la de Huerta de la Herradura. En un edificio destinado al Museo de los Íberos.

Deja un comentario

Archivado bajo Entrevistas, Información, Protagonistas