Archivo de la etiqueta: Ismael Crespo

Un pregón emotivo y cálido

Ismael Crespo, durante el pregón

Ismael Crespo ha sido el encargado, en nombre del grupo Bailío Teatro de Caspe, pregoneros y Compromisarios de Honor, de leer el pregón que ha dado comienzo oficial a la fiesta del Compromiso de Caspe 2011. Ha sido un pregón emotivo y cálido, pero mejor leedlo vosotros mismos. Os lo pasamos íntegro:

“¡Uyyy!  599  ¡Casi! Ya no se puede estar más cerca.

Buenas noches, pues si otra vez aquí, encantado de personificar al grupo de teatro Interpeñas, denominado luego Bailío Teatro Interpeñas, que inició allá por 1998 las representaciones de la Crónica del Compromiso de Alfonso Zapater. Durante los cinco primeros años ustedes… bueno, vosotros. Vosotros y nosotros, el grupo de teatro, y los que se incorporaron en los primeros castings, los que se nos unieron por un tiempo y los que todavía perduramos en la andadura teatral, fuimos poniendo los cimientos, incluso incorporamos bellos elementos arquitectónicos, ideas, tiempo y trabajo, mucho trabajo para que fueran dando forma a esta conmemoración.

Luego fueron otros los que arrimaron el hombro. Unos dejamos paso a otros y así las fiestas siguieron avanzado y creciendo, y siendo cada vez más populares. Sí, digo populares, porque la gran
mayoría de actos, por no decir la totalidad, o han emanado del pueblo o somos el pueblo quienes los llevamos adelante. Hemos hecho probaturas, recreado o inventado acciones que creemos pudieron producirse. Nos hemos organizado en grupos, barrios o simplemente alrededor de una propuesta, con la sola intención de ver si la idea cuajaba. Y lo que podría haber quedado en un monumento
inerte, en forma de acto aislado para recordar un acontecimiento histórico, vosotros, el pueblo de Caspe, entendisteis muy bien, que no era eso lo que se os proponía. Y cual doctor Frankenstein le disteis ese soplo, que le dio vida y ha terminado por convertirse en lo que hoy es.

Gracias a la colaboración de muchos, por no decir de todos vosotros, gracias a las diversas direcciones que han estado al frente de cualquiera de las actividades, en especial el acto central, o de la coordinación de todos los actos, y gracias a las diferentes corporaciones que han pasado en estos años por el  Ayuntamiento y que han apostado por la continuidad de la conmemoración y sus festejos. Todos juntos hemos logrado unas fiestas de varios días de duración, que han sido declaradas de interés turístico regional. Unas fiestas vivas, que cumplen 14 años y que el
año que viene tendrán su particular “puesta de largo”. Si ese es un momento crucial para la vida de cualquier joven, así ha sido visto durante muchos años en nuestra cultura y otras aún lo mantienen, también lo será para nuestra celebración. Es el paso a la edad adulta y esa alegría y alborozo con la que las fiestas se desarrollan, pasan o deberían pasar a ser una seña de identidad que identifique y distinga a esta ciudad y la haga única y merecedora de recibir visitas, miles y miles de ellas, con motivo de las fiestas o para visitar algo más tangible.

Eso debe suceder el año próximo y nuestros dirigentes deben procurar y asegurar  el soporte económico que permita al pueblo en general seguir generando ilusión, fiesta y un atractivo que ofrecer  al resto del mundo, a ese mundo al que ya se asombró en 1412 y ahora también al que se descubrió después.

Ya casi para finalizar, me gustaría usar un símil. Quisiera ahora volver un poco al campo “artístico” en el que me muevo y explicarles que toda obra teatral está compuesta de escenas y cada una de ellas tiene un punto álgido o climax, y además tiene uno general que es el climax de toda la obra. Pues bien, estos catorce años vamos a suponer que han sido escenas. Hemos vivido y creado diferentes  climax; una vez ha podido ser un acto como una farsa, otra el concurso de trajes o el
de comida sefardí, la muestra de artesanía o el mercado, la llegada de los compromisarios y así un largo etcétera de actos.

Pues atentos, el año que viene tiene que ser “el climax” de las fiestas y todos debemos esforzarnos por ser un pueblo que disfruta de unas fiestas de las que hace partícipe a todo aquel que nos visita.

Ahora bien, la obra no acaba ahí. Esta obra no tiene final y debemos preguntarnos ¿Y después qué? Pues después, a seguir igual. Está claro que no podemos ser tan egoístas y quedarnos parados ¡Como yo ya me lo he pasado bomba en el centenario que me ha correspondido, el que venga atrás que arree! Desde aquí os digo que no, que el 2013 debe ser el inicio, la puesta en marcha de ese otro centenario que seguramente muchos, todos los que hoy estamos aquí, no llegaremos a ver, pero debemos intentar que cuando llegue, nuestros descendientes puedan disfrutar de estas fiestas como nosotros nos disponemos a hacerlo hoy.

Mostremos entonces nuestros mejores deseos, nuestras ganas y nuestro mejor hacer en pos de unas fiestas del pueblo y para el pueblo. Yo os digo, vamos a pasarlo genial.

¡Qué comiencen pues los festejos!

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Actuaciones, Imágenes, Protagonistas

“El 600 aniversario tiene que ser un nuevo clímax”

 

El pregonero del Compromiso 2011

Quisimos darle a Ismael Crespo, director de Bailío Teatro y orgulloso pregonero de la celebración del Compromiso de Caspe 2011, un poco de su propia medicina. La que reza en el lema de los jóvenes de sus talleres de teatro: “Todo lo que te hagamos es por exigencias del guión”. Así que lo metimos entre rejas para hacerle una foto divertida. Se dejó, porque él también es divertido. Así que ahora lo sacamos de ahí porque tiene muchas cosas que contarnos.

–¿Cómo os sentís, los integrantes de Bailío Teatro, tras ser designados pregoneros del Compromiso?

–Nos sentimos orgullosos. Nosotros estuvimos en el inicio de lo que ha acabado por convertirse en una fiesta de tres días. Desde Interpeñas pusimos en marcha lo que era una representación de 45 minutos. Y ahora somos pregoneros de una fiesta que ayudamos a crear.

–¿Cómo se puso en marcha?

–A partir de una obra de teatro que me pasó un profesor del colegio donde trabajo. Era un libreto creado a raíz de una conferencia escenificada de Alfonso Zapater que había hecho con un grupo de teatro que tenía su mujer. El Centro de Iniciativas y Turismo le publicó el libreto que acabó cayendo en mis manos. Estábamos pensando en interpretarlo a nivel local cuando la concejala Prado Murillo nos preguntó si no seríamos capaces de preparar algo para el Compromiso. Ahí lo teníamos. Eso
fue en 1998.

–El montaje se convirtió en lo que es hoy hace unos siete años.

–Sí. Yo mantuve la dirección unos cinco años. Fuimos ampliando la representación, que cada vez duraba más porque había más gente y más papeles. Intentábamos involucrar a la gente de Caspe. La representación teatral duraba ya hora y media y eso caía sobre las espaldas de un director y un ayudante, además de que había ya 70 personas en escena. Yo ya no podía abarcar la coordinación de todo.

–Así se fue evolucionando.

–Sí. Dejé la dirección. Entró Guillermo Castelló, el Mago Zapata, que le dio su toque. Se ha ido enriqueciendo. Cada uno hemos añadido cosas. Ahora hay otra dinámica completamente distinta. Todo está integrado. La labor de Che y Moche ha sido la de hilvanar para que haya un hilo conductor todo el fin de semana. Que no haya un acto que resalte sobre los demás y que haya un conjunto armónico.

–Háblenos de Bailío Teatro.

–El grupo no es cerrado ni trabaja de forma sistemática. Es un tanto anárquico.

–¿Cuánto lleva en marcha?

–Yo empecé en 1982. El grupo se forma con gente que llega y está un tiempo, pero el tiempo que está es para trabajar.

–Una compañía estable de actores inestables, vaya.

–Es una definición perfecta. Cuando decidimos hacer un montaje, la gente que acude tiene que estar dispuesta a mantenerse en la obra durante un año o año y medio desde que esté montada. Es el compromiso que adquirimos. Y al ser aficionados y no cobrar por esto, si tienes otra obligación ineludible pues no se actúa. O se intenta combinar.

–¿Por dónde irá el pregón?

–Si hablamos de teatro, cada escena tiene un clímax y hay un clímax general de la obra. En el Compromiso, cada año ha tenido un clímax, con la aparición de sucesivas novedades. Creo que el clímax general será el año que viene, con la celebración del 600 aniversario. Pero el Compromiso no es una obra de teatro y no tiene que haber un final. Ese aniversario tiene que ser un nuevo clímax. El 2013 debe tomarse con sosiego y tranquilidad para que generaciones futuras sigan disfrutando y enriqueciendo la celebración. Es lo que querría trasladar en el pregón.

–¿Nervios ante este papel?

–Aunque ya fuimos pregoneros y sabemos qué es, en este caso es más personal, más interior.

El pregonero del Compromiso 2011

Deja un comentario

Archivado bajo Entrevistas, Imágenes, Protagonistas

PREGONEROS DE EXCEPCIÓN

Las fiestas del Compromiso de Caspe 2011 tendrán un pregonero de excepción: Bailío Teatro. Se trata de un grupo local que funciona bajo la dirección de Ismael Crespo y que se ha embarcado en numerosos proyectos de interés .

El guión les pone ahora por delante una exigencia hermosa y única para un caspolino: ser el pregonero de una fiesta declarada de interés turístico regional.

En cuanto hablemos con los responsables del grupo te contaremos aquí mismo todo lo que nos expliquen sobre cómo han acogido esta designación y cuáles serán las claves del mensaje que van a trasladar en su pregón. No tardamos nada.

 

1 comentario

Archivado bajo Asociaciones, Información, Protagonistas